Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

viernes, noviembre 09, 2007

Desvaríos - Jorge Pardo y Agustín Carbonell 'El Bola'

Información recopilada de DeFlamenco:


Agustín ‘El Bola’ y Jorge Pardo, dos músicos completos, el primero con dos discos propios en los que colabora Jorge, y el segundo que cuenta con más de doce discos propios e innumerables colaboraciones. Ahora, bajo la colección “Jazz en España” del sello de RTVE (Radio Televisión Española), se ha posibilitado la creación de este disco “Desvaríos”, fruto de sus prolíficos encuentros donde siempre aporta sus experiencias con diferentes músicas, en clave de jazz pero también flamenco, como no podía ser de otra manera.

¿De quién fue la idea del disco?
Jorge Pardo (JP). Yo creo que ha sido el tiempo.Como sabes, Bola y yo hemos trabajado en muchos proyectos discográficos hace años, tanto en sus discos como en los míos, y tras un paréntesis de unos cuantos años, surge una oferta del sello RTVE para hacer este disco, y esa es la chispa que enciende la mecha.
Hemos tenido una colaboración muy jugosa en la última década y es de lógica pensar que tenemos más carne para asar.

Tu vienes del jazz, eres uno de los promotores del llamado flamenco–jazz.
JP. Para ser del todo exacto, el nombre de flamenco-jazz aparece con Pedro Iturralde.Pero nadie debe de apropiarse del estilo, ser de los primeros es por que ha surgido y ya está.

Todo a raíz de tu colaboración con Paco de Lucía.
JP. Si, eso sí, y con la colaboración con Camarón, en mi adolescencia, fue lo que me puso en el mundo del flamenco, pero yo creo que Paco nunca ha intentado hacer el jazz, creo que eso viene al margen de Paco, viene de ver las posibilidades de la colaboración con otros artistas.

En este disco “Desvaríos” ¿es la guitarra el instrumento que aporta el flamenco de alguna forma?
Bola (B). No es flamenco, pero tampoco es jazz, es un disco creativo desde el punto de vista musical, un disco muy personal, todos los temas son propios, no pertenecen a ningún genero en especial, es nuestra música que en cierta manera, sí puede encajar en lo que se denomina flamenco-jazz

“Me cuesta sintonizarme con otras personas mucho más que con Jorge Pardo”

Incorporáis fusiones al flamenco, como el tema “Albatintin” que llamáis rumba-samba, ritmos brasileños que vienen de tu parte, por tu experiencia con la música brasileña de hace unos años.
B. Es un tema que suena un poco a Brasil, pero la fórmula del tema es jazzístico, no es que sea un tema brasileño, pertenece a las formulas del jazz, es decir, melodías e improvisación.

¿Habéis ido incorporando músicas de todos los estilos con los que os habéis cruzado?
JP. Se ha hablado estas últimas décadas de la fusión, pero creo que es simplemente por que hay más documentación de todo, la fusión ha existido siempre, Falla ya lo hizo, el flamenco en si mismo, la pureza, tiene un significado más de dentro, nosotros hacemos más de lo mismo. Parece que se tienen que contraponer lo nuevo a lo viejo, no son músicas contrapuestas, lo nuevo se añade a lo viejo, la fusión se añade al sentido de la pureza o la tradición.

Los temas son todos vuestros, pero ¿cómo están repartidos?
B. Esta dividido, la mitad cada uno, nosotros tenemos tres discos juntos, discos que los han escuchado mucha gente, y las composiciones vienen enraizadas en dicho encuentro. Venimos sintonizados ya desde muchos años, y tenemos un magnetismo especial, ha sido mucho más fácil. Cuando hemos colaborado juntos el resultado ha gustado mucho, a mí me cuesta sintonizarme con otras personas mucho más que con Jorge Pardo.

Tú tienes dos discos, hace ya bastante tiempo, ¿no?.
Si, el primero fue “Bola”, que fue uno de los primeros discos que salió en el mercado internacional, y el otro, “Vuelo flamenco ”, es del ‘96 y también tuvo buena repercusión.

Y tu Jorge, sería difícil indicarme cuantos discos.
JP. Uff, creo que una docena, es difícil de saberlo.

“En otros países con su cultura son mucho más cuidadosos y aquí somos más Quijotes”

Y si hablamos de discos en los que has colaborado, ya ni estimaciones.
JP. Eso ya si que es imposible saberlo. Me gusta colaborar con unos músicos y con otros, meter la nariz en diferentes estilos musicales, es una cosa que me gusta, además para un músico es una forma de vida, el poder colaborar con gente diferente, significa tener más mercado y poder vivir de esto, que es de lo que más orgulloso me siento.

B. Yo he estado muchos años fuera, en Brasil, y sé que las cosas se ven mejor desde fuera, en un país totalmente nutrido de cultura musical y artística te das cuenta de lo que pasa en España, hay talentos impresionantes, un gran patrimonio musical y no se le da el valor que tiene, en Brasil los músicos tienen voz propia, participan de la política y de muchas cosas. Tenemos que tener voz y poder participar en los grandes festivales de jazz, que los artistas internacionales vienen a tocar y se acercan a nuestra música y nosotros no tengamos cabida. En Brasil, Gilberto Gil es ministro de cultura, no se cuando va a pasar esto aquí, no es que quiera que Jorge sea ministro de Cultura, a lo mejor sí, pero al menos un acercamiento, que el artista no sea parte del paisaje, que nos están imitando desde fuera, todos quieren tocar nuestra música y nosotros lo tenemos en la mano. Alemania y Brasil son las potencias más fuertes del mundo en música y Estados Unidos, ellos necesitan de nuestra música, el flamenco ya pertenece al mundo, la gente se siente flamenco en muchos sitios.

J.P. España es un mercado relativamente pequeño, con grandes aspiraciones, pero potencialmente pequeño, por lo que es difícil exportar con autoridad nuestra cultura. Yo estoy perfecto, vivo de lo que hago, no tengo más pretensiones, no quiero ser ministro de cultura, eso lo dejo para El Bola. Es cierto que en otros países con su cultura son mucho más cuidadosos y aquí somos más Quijotes, nos buscamos la vida. Eso sí, si el Flamenco fuera francés, inglés… tendríamos flamenco hasta en la sopa.

“En España, hay talentos impresionantes, un gran patrimonio musical y no se le da el valor que tiene”

B. El Flamenco es un arte completamente universal, como pasó con el jazz, al principio era americano, pero luego traspasó todas las barreras.

J.P. Pero no puedes comparar, el jazz ha nacido en un país inmensamente rico, donde llega la Coca Cola o el Winston, llega el jazz y en España es todo mucho más limitado.

Tú has luchado mucho en esto de la música, tú último disco lo sacaste personalmente y por Internet.
JP. Tampoco es una lucha… a mí me encanta ser independiente, y para serlo cuesta dinero y mucho trabajo, no quiero ir a una compañía de discos que me indique lo que tengo que hacer, que tengo que grabar o con quién y para no acceder a eso lo tengo que hacer por mi cuenta, pero no es una lucha, simplemente paso de la industria.

Pero ahora, con este disco, vuelves a las discográficas.
JP. Es una alto en el camino, nunca dije que me iba a negar a nada, si recibo ofertas y me interesan, pues eso, yo sigo en lo mío, trabajo por mi cuenta.

No eres el único, hay muchos artistas en esa dirección.
JP. Evidentemente, yo tengo una posición privilegiada, llevo ya muchos años y tengo acceso a un mercado muy amplio.

¿Que son los “Desvaríos”, improvisaciones en los que al final llegan a ser temas musicales?
B. Tiene muchas lecturas, vivimos en épocas de desvaríos, antiguamente todo era perfecto, antes todo funcionaba, ahora no funcionan las cosas igual. Realmente la profundidad del asunto es que no todos los desvaríos son malos, este es un desvarío bueno, para el lado de la creación.

JP. Yo añadiría que los grandes descubrimientos se han producido accidentalmente, Cristóbal Colón, la penicilina, la pólvora,… tantos y tantos, no dejan de ser pequeños desvaríos de la ruta marcada, sale un desvarío que resulta ser la clave y no precisamente en la ruta trazada.

“Un desvarío bueno, para el lado de la creación”

¿Y lo vais a llevar en directo?
JP. Esperemos que sí,

B. Estamos a la búsqueda de un manager, sacarlo más adelante es complicado, somos seis personas, quizás también haya algo de baile, … llevo trabajando en este proyecto desde noviembre y creo que puede salir muy bien, aunque no nos den facilidades.

Estáis además en festivales de jazz y de flamenco, ¿Dónde os llaman más?
JP. Este proyecto está virgen en este aspecto, pero yo personalmente, trabajo en festivales de flamenco y de jazz, pero estoy más a gusto en los flamencos.

¿Quién sois la banda?
B. La banda se formó en Sevilla, y Jorge se añadió a la banda, estuvimos ensayando con la misma, un piano, Sergio Ceballos, Juan Miguel Guzmán el contrabajo, músico formado de jazz, un chaval que toca la percusión, José Gregorio Lobera, violinista de Venezuela que toca lo que le pongas, para cualquier lado, flamenco o jazz, son todos unos músicos fantásticos. Y como cantaor está El Piculabe que hace las colaboraciones.

Sitio oficial | Jorge Pardo
MySpace | El Bola

Arturo Sandoval gana el Grammy Latino

Información recopilada de CubaEncuentro:

El dominicano Juan Luis Guerra fue el gran triunfador de la noche, con cinco premios.


De la veintena de cubanos nominados en esta octava edición del Grammy Latino, el trompetista Arturo Sandoval resultó el único ganador, según se dio a conocer en una ceremonia efectuada la noche de este jueves en el Mandalay Bay Events Center, en Las Vegas.




Con su disco Rumba Palace (Telarc), Sandoval se impuso en la categoría de Mejor Álbum de Jazz Latino, donde también competían Funk Tango (Paquito Records), de Paquito D'Rivera Quintet; y Keys Of Latin Jazz (J&N Records/ Norte), de Chuchito Valdés, de la saga de los Valdés, hijo y nieto de Chucho y Bebo respectivamente.

El gran triunfador en la entrega de los premios fue el dominicano Juan Luis Guerra, galardonado en las cinco categorías en que estaba nominado, con el tema La llave de mi corazón, que se llevó los premios a mejor canción, grabación del año y canción tropical, y con el disco homónimo, que obtuvo el galardón al mejor álbum de merengue y álbum del año. Además, sus productores recibieron el honor a la mejor ingeniería de grabación.

"Gracias señor Jesús, gracias, la gloria es tuya", dijo Guerra al recibir la cuarta distinción, que compartió con sus colegas nominados y le dedicó a su esposa Nora, "porque es la que hace que yo componga mis canciones", reportó AP.

Al dominicano siguieron los puertorriqueños Ricky Martin y Calle 13, con dos premios cada uno. El primero se impuso en las categorías de mejor álbum pop masculino y mejor vídeo versión larga por su MTV Unplugged. En tanto, el dúo boricua de reggaetón se llevó los galardones de mejor álbum de música urbana, por Residente o Visitante, y mejor canción urbana, por Pal norte.

La octava edición del Latin Grammy comenzó con un espectáculo de Martin, junto al Blue Man Group. Artistas como Pau Donés, de Jarabe de Palo, La Quinta Estación, Elvis Crespo y Willy Chirino comentaron que este fue el mejor espectáculo de la noche.