Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

sábado, mayo 14, 2011

Giovanni Allevi - Biografía

Información recopilada de Extensión y Cultura:

http://www.extensionycultura.uva.es/culMusica.asp?Accion=VerCine&IdCine=119


Nacido en Ascoli Piceno el 9 de abril de 1969, Giovanni, hijo de músicos, pasa su infancia inmerso, por completo, en la música clásica. Se acerca secretamente al piano y da comienzo un viaje en solitario destinado al descubrimiento de los elementos fundamentales del lenguaje musical: escalas, acordes e intervalos. Entre los discos de vinilo descubre “Turandot” de Puccini. Con sólo seis años y cruzado de piernas en el sofá, la escucha entera todos los días. De esta manera empieza a memorizar la música de los grandes cantantes del pasado, las sinfonías, los conciertos para piano y orquesta, las obras maestras de la literatura romántica y de comienzos del Siglo XX, cuyas músicas resuenan en su mente a cada momento. Las citas secretas con el piano siguen hasta sus 10 años, cuando, durante una actuación en el colegio, se revela tocando de manera sorprendente una pieza de Chopin.


Sus padres están convencidos de que Giovanni debe empezar el camino académico. Estudia piano en el Instituto de Música “G. Spontini” de Ascoli Piceno con la profesora Anna Maria Bucci y con 21 años se diploma en el Conservatorio “F. Morlacchi” de Perugia, obteniendo la calificación más alta posible. Giovanni escribe entonces múltiples composiciones musicales, que guarda celosamente en un cajón, y en Italia empieza una intensa actividad como concertista clásico. Se matricula en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Macerata y decide enfrentarse al estudio de la composición en el Conservatorio “G. Rossini” de Fermo. Para la prueba de admisión presenta una Fuga de estilo contrapuntístico, un género musical con el que generalmente se enfrentan los alumnos del séptimo curso, y uno de los examinadores observa irónicamente: “Giovanni Allevi ha copiado la Fuga o es Brahms resucitado”. Entre sus profesores de composición destacan el maestro Daniele Salvatore, gran experto en música antigua y el maestro Tonino Tesei, del cual aprende las bases de la dodecafonía y el rigor de la caligrafía musical. Al mismo tiempo asiste al curso de “Biomúsica y musicoterapia” del profesor Mario Corradini, que le permite profundizar en su idea sobre el poder de la música para sentirse libres y evocar imágenes, emociones y recuerdos.


Ya en 1995 compone músicas para la tragedia “Troiane” de Eurípides y en el Festival Internacional del Drama Antiguo de Siracusa gana el premio especial a las mejores músicas de escenas; es su primer reconocimiento oficial. Durante el mismo año, la Universidad de Pedagogía de Stuttgart le invita a relatar en un seminario sobre la música de nuestros días. En esa ocasión toca por primera vez “Sueño de Bach”, una de sus piezas para piano, donde el lenguaje barroco se mezcla con una rítmica contemporánea. Es la primera señal de una exigencia de renovación. Durante sus conciertos, además de las piezas de Chopin, Bach, Beethoven y Ravel, empieza a tocar sus propias piezas, provocando sorpresa y entusiasmo. Debido al éxito obtenido, a Giovanni le surge la idea de realizar un repertorio constituido enteramente por sus piezas, y grabarlas en un CD.


En 1997, Lorenzo Cherubini, conocido artísticamente como decide publicar en su sello “Soleluna”, el primer disco de Giovanni Allevi para piano solo, titulado “13 DITA” (Soleluna/Universal). Giovanni, solo con su piano y frente a mil personas, abre los conciertos del tour “L’albero” de Jovanotti, en el Palaeur, en el Estadio Olímpico de Roma y en el Forum de Assago (Milán). Demuestra su talento como músico y como excelente compositor de música clásica contemporánea, teniendo, su disco de debut, una gran acogida de la crítica. Así mismo llama la atención de los grandes artistas internacionales, como la japonesa Nanae Mimura, una de las grandes intérpretes contemporáneas de marimba solista. Namae durante un recital en el Carnegie Hall de Nueva York toca algunas de las piezas del primer disco de Allevi, transcritas por ella misma para su instrumento. De esta manera Giovanni empieza a darse en Nueva York como un joven compositor italiano emergente.


En 1998 se gradúa en Filosofía, obteniendo la calificación Cum Laude. “La Física llega hoy a las mismas intuiciones que tuvieron los presocráticos y los orientales: el Universo es un espacio burbujeante de energía del que todos formamos parte...”. Además, hay una fuerte conexión entre su tesis (“El vacío en la Física Contemporánea”) y su composición: “...La estrambótica actitud de las partículas subatómicas en nuestra mente pueden generar ideas, melodías y pensamientos súbitos. Igual que en la Física, caracterizada por lleno y vacío, en la música hay sonido y silencio”. Giovanni, a quien se le conoce también como “el filósofo del piano”, empieza a explorar en sus trabajos filosóficos las misteriosas motivaciones en las que se basa la creación artística. Tras su graduación se traslada a Milán y en 2001 se diploma con la más alta calificación en composición en el Conservatorio “Giuseppe Verdi”, guiado por el maestro Mario Garuti, del que aprende por completo las bases del estructuralismo de Darmstadt y de la experimentación extrema.


En octubre de 2003, Giovanni publica su nuevo álbum para piano solo y lo titula “COMPOSIZIONI” (Soleluna/Edel), que define claramente las características esenciales de su estilo compositivo y la voluntad de recuperar, de una manera nueva, un lenguaje culto y complejo y, al mismo tiempo, emocional e inmediato. Mientras tanto, la audiencia italiana acoge sus conciertos cada vez con más atención y entusiasmo pero, la consagración de su talla en la escena internacional como compositor llega de parte de la Baltimora Opera House (USA), que le encarga la monumental reelaboración de los recitados de la “Carmen” de Bizet, una de las óperas líricas más amadas y conocidas por el público mundial.


En el 2004 Giovanni Allevi debuta en Hong Kong como compositor e interprete, ante un público internacional y, en su primer concierto en el extranjero, en el que ejecuta un programa constituido enteramente por sus piezas, tuvo un éxito inmediato. Se traslada a Nueva York y se dedica a la composición de nuevas piezas que saldrán en su tercer disco para piano solo, “NO CONCEPT”, donde se percibe la influencia cosmopolita y la reafirmación de su pensamiento musical. “NO CONCEPT nació en esas noches, paseando por las aceras de Nueva York con mis zapatillas de deporte, con las “antenas” puestas para captar cualquier sonido y, al mismo tiempo, entre mis dedos bullían todos los años de la academia. NO CONCEPT es el rechazo de ese conceptualismo que niega por completo la creatividad, cuando ésta tiene la vaga y agradable sensación del recuerdo. Su música, instrumental, sin duda se podría llamar música clásica contemporánea, pero en el significado simple de que es música de hoy; la música de un compositor que quiere interpretar su tiempo, igual que todos los compositores han hecho antes que él”.


El álbum “NO CONCEPT” (Bollettino/Ricordi-Sony Bmg) se publica en 2005 en Alemania y Corea convirtiéndose en “disco de oro”. Mientras a Giovanni Allevi se le otorga el titulo de “Bösendorfer Artist”, por la Bösendorfer de Vienna, por sus cualidades de intérprete sensible y por el valor a nivel internacional de su expresión artística. Su primera interpretación fue el 6 de marzo de 2005 con su debut americano en el Blue Note de Nueva York, se agotan las entradas en dos ocasiones, destacando como compositor emergente entre los más representativos de la escena internacional. Apenas baja del escenario del club de Jazz más prestigioso del mundo, la Escuela de Filosofía de Nueva York le invita a realizar un seminario sobre la relación entre Música y Filosofía.


Empieza así el “No Concept Tour” que recorre Estados Unidos, Alemania, Austria y China para llegar por fin a Italia, donde el público empieza a apreciar la música original de Giovanni Allevi y a seguir sus conciertos cada vez con más entusiasmo. Al volver de Shangai, última etapa del tour internacional, Giovanni emprende la composición de su cuarta pieza para piano solo, “Joy”, nacido de un ataque de pánico que lo arrastra a un “exceso de emociones y alegría”.


El disco, con nuevas composiciones inéditas, Giovanni lo realiza por completo “en su cabeza”, y la primera ejecución de las mismas se hace directamente en su estudio de grabación. “Así que he grabado JOY sin haberlo tocado nunca antes, sino en mi mente; en mi opinión el piano tiene que ser una isla no contaminada que hay que, donde la emoción prevalece sobre la técnica, la intensidad del momento supera la experiencia”. En su lenguaje la música se hace intensa y comunicativa, la inmediatez nace de la resolución de la complejidad. En septiembre de 2006 sale a la venta “JOY” (Bollettino/Ricordi-Sony Bmg), conquistando el Top Ten de las listas de ventas superando las 100.000 copias, un éxito que nunca antes había alcanzado en Italia un disco de composiciones originales para piano solo. El público empieza a seguir Giovanni como si fuera una estrella del rock: el “Joy Tour” empieza en la Sala S. Cecilia del Auditorium-Parco della Musica en Roma y se desarrolla en 120 conciertos durante la temporada 2006-2007, no sólo en Italia, también en Paris, Viena, Hamburgo, Budapest, Nueva York, Shangai, Hong Kong, Montreal, Sarajevo, Moscú, Belgrado y Bruselas. En cualquier lugar donde Giovanni actúa, se agotan las entradas de sus conciertos, y el tour registró su mejor resultado con un histórico concierto en la Piazza del Duomo de Milán, ante 50.000 personas.


Giovanni Allevi se convierte en un fenómeno social y pasa a formar parte del imaginario colectivo de las nuevas generaciones: jóvenes y muy jóvenes comentan sobre su música en los blogs, se organizan entre ellos a través de mensajes o en las páginas webs para asistir a sus actuaciones en directo. Mientras tanto, en los conservatorios y concursos de música se estudian y se tocan las partituras de sus piezas, editadas por Carisch. Además, en todas las disciplinas, siguen aumentando las tesinas sobre el artista.


Gracias a Giovanni Allevi, el compositor de “música pura” reconquista un papel socialmente reconocido en su tiempo y, junto al favor, aunque no siempre unánime de la crítica, hay que subrayar el asombroso amor del público que, a través de sus sonidos, vuelve a descubrir la pasión por la música instrumental. Durante el “Joy Tour”, Giovanni compone la suite para orquesta “Angelo Ribelle”, y la pieza para piano y orquesta “300 Anelli”, llamando la atención de la Philarmonische Camerata Berlin, orquesta de cuerda compuesta por los miembros más destacados de la prestigiosa orquesta de los Berliner Philarmoniker.


En diciembre de 2007, junto al ensemble alemán, Giovanni presenta sus composiciones para orquesta en Italia. El disco doble “ALLEVILIVE” y el dvd “JOY tour 2007” capturan la atmósfera de la larga tournée del “Joy Tour”. Giovanni, además de provocar el entusiasmo de su público, recibe, por su labor intelectual en la redefinición de las fronteras de la nueva Música Clásica Contemporánea italiana y europea, la enhorabuena del Presidente de la República Giorgio Napolitano, del Papa Benedicto XVI y de otros exponentes del mundo artístico y cultural, incluso la editorial Rizzoli decide publicar su primera obra titulada “LA MUSICA IN TESTA”. Se trata de una recopilación de reflexiones filosóficas sobre la música, anécdotas y páginas de diario, que cuentan los pasos principales de su vida artística y de la “filosofía de Alevi” y termina con el capítulo “L’Era dell’Emozione” (La Época de la Emoción), auténtico manifiesto artístico. El libro, publicado en marzo de 2008, está en el primer puesto de la lista de ventas durante varias semanas y conquista el título de “best seller” (seis ediciones y 50.000 copias vendidas en los dos primeros meses). El 3 de junio de 2008, Giovanni Allevi fue premiado con el “Wind Music Award” por las ventas (más de 30.000 copias) de su dvd “JOY tour 2007”.


Aunque su agenda esté llena de citas, precisamente durante su monumental tour “Allevilive”, que agota las entradas de todos sus conciertos en la pre-venta, Giovanni sigue dedicándose día y noche a las melodías que “lo vienen a ver, esta vez bajo la forma de orquesta sinfónica”, dando vida a la realización del disco que marca su inevitable evolución musical hacía los sonidos amplios de la gran orquesta.


Nace, de esta manera el disco “EVOLUTION”, grabado en el Teatro Gentile di Fabriano el pasado abril de 2008 junto a la Orquesta Sinfónica “I Virtuosi Italiani” y publicado el 13 de junio de 2008 por Bollettino/Ricordi-Sony BMG, en el que, por primera vez Giovanni Allevi, además de ser compositor y pianista, es director de orquesta.

Giovanni Allevi & All Stars Orchestra - Aria - Arena di Verona