Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

sábado, septiembre 23, 2006

Entrevista a Bruno Leonardo Gelber

Entrevista de Óscar Sarhan.

Información Recopilada de RioNegro:
http://www.rionegro.com.ar/arch200301/c11g05.html


Bruno Gelber es uno de los mejores pianistas del mundo. En su vida ha debido superar situaciones de extremo dolor. Aun así, ha seguido adelante. Pasa hoy por un momento de plena madurez, una verdad que se refleja en la sabiduría de sus palabras. "Cada vez más siento que si uno no se dedica a aquello para lo que nació, está más cerca de estar muerto que vivo", dice en esta entrevista exclusiva con "Río Negro".


¿Se imaginó su vida sin volver a tocar el piano?
-Sin el piano no voy a estar nunca. Ni aun de niño frené mi vocación, mi dedicación entera a él. Si me hubiera pasado algo en las manos, seguiría abocado a la enseñanza, que es otro placer que tengo. A los ocho años tuve mi primera alumna. Era una vecina que yo preparaba y que estudiaba con mamá. Tenía veinticinco años. Agradezco a Dios que no me cortó esta mano de golpe, porque aún tengo mucho para dar. Si bien no tuve una vida tranquila, la base sí fue una maravilla: haber nacido dotado para esta vocación. Cada vez más siento que si uno no se dedica a aquello para lo que nació, está más cerca de estar muerto que vivo.

¿Cuál es su opinión sobre la música tecnificada?
-Las máquinas no llegan a suplantar lo que es la presencia y el misterio que emana del artista cuando está sobre el escenario. No se ha hecho nada por ahora, por suerte, que logre reemplazar el magnetismo de ese ser. Hoy pagaría lo que sea por volver a ver a María Callas entrar al escenario, dar la media vuelta e irse. Una mujer que no veía nada, muy miope, pero que lograba electrizar a la platea; eso no se ha superado. Aunque suene doctrinal, el artista, -en este caso, el músico- tiene el don único de poder reflejar lo sublime de la inspiración de los genios, a través de su transparencia.

¿Cree que hay intereses creados para que nunca trascienda esta música?
-No, lo triste es que ni siquiera la tienen en cuenta. Estamos en un sistema manejado por criterios comerciales y lo lógico es que otras músicas, con un fuerte aparato que las protege, logren la masificación. Pero yo igual sigo, no me siento un segregado, amo esta música y a la gente que la reconoce. Creo que es necesario seguir, y más cuando hay tanta miseria en el mundo. Como artista he logrado aprender a equilibrar esto. No quiero decir que no me llegan las cosas, sino que tener conciencia de las cosas es una forma de cuidar mi alma y llevarla con toda su luz y su fuerza para donde se la necesite. Estar bien para tocar el piano es mi manera de ayudar al otro.



... Para ver la entrevista completa: http://www.rionegro.com.ar/arch200301/c11g05.html

No hay comentarios: