Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

viernes, julio 07, 2006

El flamenco es universal: Chick Corea & Touchstone



CHICK COREA & TOUCHSTONE. RHUMBA FLAMENCO

El flamenco es universal

Chick Corea & Touchstone. Chick Corea: piano y teclados. Jorge Pardo: saxo y flauta. Carles Benavent: bajo. Rubem Dantas: percusiones. Tom Brechtlein: batería. Festival de Jazz de Madrid 2005. Centro Cultural de la Villa. Madrid, 5 de noviembre de 2005. 21 horas


Chick Corea y Carles Benavent (Foto: Daniel Muñoz)

Y aquí la constatación. Mucho se lleva hablando de la universalización del flamenco, pero sorprende una evidencia tan clara. Chick Corea, enamorado desde hace mucho de este género, lleva cerca de dos años compartiendo proyecto musical con tres de los artífices de lo que se ha venido a llamar flamenco jazz (o viceversa) y durante décadas ‘partenaires’ de Paco de Lucía: Jorge Pardo, Carles Benavent y Rubem Dantas. Con ellos comparte el lenguaje del jazz y, con la misma naturalidad, el lenguaje del flamenco. Y es lo impactante de la experiencia. Tras recorrer Europa y América, dejando entre tanto grabado un disco en directo y otro en estudio, la banda pasó por el Festival de Jazz de Madrid, provocando el éxtasis entre la asistencia.

Y eso que el pianista norteamericano optó por presentar, no ya el repertorio ‘Rhumba flamenco’, sino el nuevo ‘Arabian nights’. Aún así, el flamenco fue llegando poco a poco. Primero se dejó asomar en las mágicas melodías de Jorge Pardo, después en algunos giros del soberbio bajo de Carles Benavent, más adelante en el compás marcado por Rubem Dantas... y al final desembocó en una original fiesta por bulerías a la que vinieron a participar al baile Tomasito y Auxi Fernández.


Jorge Pardo, Tom Brechtlein y Rubem Dantas (Foto: Daniel Muñoz)

A todos ellos Chick Corea los dejó hacer y relumbrar cada uno por su lado, disfrutando de sus “amazing genius partners”. Así hasta que los llamaba a confluir... y confluían. El concierto fue todo un disfrute, una conversación cálida y fresca, libre y con tantos toques de genialidad que casi saturaba la percepción. La eclosión se produjo, eso sí, cuando entró en escena el flamenco a cara descubierta con los tangos ‘King and queen’. Empiezan con simples palmas y pitos, hasta que todos se juntan en un viaje que acabará dejando protagonismo al mano a mano entre piano y flauta, y al mano a mano entre bajo y batería. La entrada en escena de la bailaora Auxi Fernández, integrante de la compañía de Sara Baras, revolucionó al público y al propio Chick Corea: “Mamma mia! Nice, eh?”. La siguiente dosis de aflamencamiento la empezó Carles... rasgueando. Los demás se incorporan en pequeñas dosis, cabalgando como por jaleos. Y allá que viene Tomasito con su particular modo de entender el baile y el compás a ‘distraer’ a los instrumentistas. Auxi hace revolotear sus brazos junto al piano. Y la música suena casi sin sonar.

Ya no hay disimulos. Bulerías. Palmas a compás en el patio de butacas. Solo de batería. Pieza sui generis, de recortes, de inspiraciones, de tensión. Ni Falla se lo quiere perder. La ovación en pie pide bis. Y hay bis cuando pasan ya las dos horas de concierto. Rubem Dantas toma la posición central y se hace un impresionante solo de kalimba. Un poquito de piano más un poquito de flauta... y todo listo para la fiesta. ‘Spain’ en todo su esplendor, con su poquito de ‘Concierto de Aranjuez’ y su mucho de juego entre los músicos. Los bailaores vuelven a escena rematando la faena de los Touchstone -que significa piedra de toque- a ritmo flamenco jazz latino. ¡Qué bien le sienta a Chick Corea hablar flamenco!


Chick Corea, Carles Benavent, Jorge Pardo, Tomasito, Rubem Dantas,
Auxi Fernández y Tom Brechtlein (Foto: Daniel Muñoz)

No hay comentarios: