Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

viernes, julio 07, 2006

Chano Domínguez

Artículo de Adolfo Marchena (con la aportación de Justo)


Sebastián Dominguez Lozano, nacido en Cádiz en 1960 y conocido como Chano Domínguez, afirma que tiene tanto amor a la música que lo primero que hace cada mañana es irse al piano. Comenzó tocando rock en los años 70 con el grupo Cai y dice seguir haciendo lo mismo, bajo la influencia de grupos como Yes, Jetho Tull o Génesis. Pero Chano se convertirá en un músico de jazz captado por el flamenco. "No es fruto de un pensamiento meditado, sino la influencia de una situación geográfica y social. Me siento un músico de jazz que ha crecido en Cádiz, con el flamenco, pero la música con la que sigo experimentando y por la que me siento atraído es el jazz, que siempre me ha cautivado". Y encontramos en sus influencias jazzísticas a personajes como John Coltrane, Bill Evans, Charlie Parker o Thelonious Monk.

Chano ya tenía formación flamenca ya que su primer instrumento fue la guitarra, que aprendió a tocar de oído. En el rock, se atrevió con los teclados hasta desembarcar plenamente en el flamenco con su Chano Domínguez Trío, si bien había colaborado antes con artistas como Paco de Lucía, Potito o Juan Manuel Cañizares.

Su logro es la integración entre los ritmos y el lenguaje del jazz y el flamenco. Con su piano ha interpretado tango, tanguillos, alegrías, compás de bulerías, fandangos, bulerías... pero abordados con una estructura de jazz tradicional. No confundiendo, y en ello admitimos las palabras de Justo, cuando afirma que abarca todo género dentro del jazz, si bien, como el mismo Chano afirma: "¿El duende? Sí creo en él, pero tiene que venir currando. No hay nada mejor que el trabajo diario". Y cuando mencionamos la palabra duende irremediablemente recordamos a Camarón. Un Chano que del mismo modo viaja por todo el mundo dando a conocer su jazz con acento andaluz, encumbrándole. Enamorado de Paco de Lucía (Es una fuente inagotable de inspiración, y es el mayor bastión de nuestra música, dijo de él). En una colaboración junto a Paco hace dos años, este detalle lo conozco a través de Justo, quien lo presenciara, Chano salió al escenario de una manera cohibida, como elogiando, diríamos, cuando el propio Chano, en su humildad, no dejando de crecer día a día, cuenta en su lista de colaboradores con musicos de la talla de Enrique Morente, Estrella Morente, Michel Camino, Martirio, Ana Belén, Carles Benabet...

Con Martirio presentó el album Acoplados, grabado con su grupo, Bib Band y la Orquesta de RTVE, bajo la dirección de Adrián Leaper, reuniendo algunos de los títulos más importantes de la copla con la estética del jazz. Según Martirio: "con este trabajo se pretende aportar una lectura más y una nueva visión a temás clásicos de la música popular española del siglo XX". Ya en el año 1997 habían grabado juntos Coplas de Madrugá. Fernando Trueba (Chano participó en la película Calle 54)afirma que es Chano Domínguez quien ha situado a España en la historia del jazz.

En su discografía encontramos Chano (descatalogado), Hecho a mano (1996), Chano Domínguez en directo (1997), Iman (2000), Tú no sospechas (2000), con Marta Valdés, Oye como viene (2003), Mira como viene (2003) o la mencionada Acoplados, entre otros, además de diversas colaboraciones como Flamenco lo serás tú (Tino di Geraldo) o Algo para nosotros (La barbería del sur). Un autor que se considera un buscador, una especie de músico minero, razón por la que sigue en la música, ante lo cual le gusta de cambiar de disco en disco, a fin de no "convertirse en una caricatura de si mismo". Ha llegado a tocar con nombres del jazz actual como Wynton Marsalis, Jerri Domínguez o Giovanni Hidalgo, si bien confiesa le gustaría tocar junto al famoso contrabajista Charlie Haden, habitual de Pat Metheny y Michael Brecker. Ya en 1995 colaboraría con Markus Stoxkhausen en Sol Mestizo.

Y dentro de este bagaje musical, de este recorrido, Chano nos indica con su humildad, como si se tratara de un jardinero que poda un rosal que "el jazz es irrepetible en el momento, suena diferente cada día, porque transmite cómo estás, por la cuestión mágica e improvisada que aportas como músico".


Imagen: Chano Domínguez

1 comentario:

Erradizo dijo...

Chano es, por descontado, el mejor pianista nacional. Le he visto varias veces en directo y disfruto de todos y cada uno de sus conciertos.

Me gusta tu blog.

Saludos