Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

viernes, julio 28, 2006

Michel Camilo & Tomatito. Noche mágica en Vitoria donde el jazz y el flamenco se convirtieron en uno.

Por José Francisco Tapiz, 2003

Información tomada de InformativosTeleCinco:

http://www.informativos.telecinco.es/festival-jazz/vitoria...


El XXX Festival de Jazz de Vitoria vivió una noche mágica en la que el jazz encontró al flamenco a través de tres grandes artistas, Michel Camilo al piano, Tomatito a la guitarra y Enrique Morente al cante.

La penúltima sesión del certamen musical por excelencia de Vitoria comenzó con uno de los gigantes del cante "jondo", Enrique Morente, que se presentó en el escenario de Mendizorroza con estética típicamente flamenca, de riguroso negro, salvo por la nota de color de su camisa, azul eléctrico.

Sentado en una silla de mimbre, el cantaor granadino emocionó con su "`Aaaayyyyy!" salido del alma a las más de 4.000 personas que abarrotaron el Pabellón de Mendizorroza y que no dejaron de vitorear al artista al grito de "monstruo" y "vamos Quique".

Morente conquistó al público con su voz desgarrada y su maestría interpretativa e interpretó varios palos flamencos como el fandango, la seguiriya, la taranta y las soleares, acompañado por artistas como Alfredo Lagos a la guitarra, El Bandolero en la percusión y de Pepe Luis Carmona y Angel Gabarre a las palmas y a los coros.


La renovación del flamenco

El artista, considerado uno de los grandes renovadores del flamenco, demostró su capacidad para expresar con voz y sentimientos nuevos las resonancias de los viejos cantes flamencos.

Esta noche lo intentó y consiguió llevar al cante por un camino nuevo plagado de sentimiento y de arte. Un público totalmente entregado ovacionó al cantaor con varios minutos de aplausos.

Tras esta primera parte, aparecieron en escena el dominicano Michel Camilo y su "gran amigo" Tomatito, con el que acaba de grabar un nuevo disco, "Spain Again".

El pianista demostró su virtuosismo sobre el teclado y buscó en la guitarra de Tomatito y ambos se zambulleron en un mar de aguas que desató apacibles maremotos.


El flamenco encontró al jazz

Había momentos en que se percibía claramente cómo la guitarra buscaba al piano y el flamenco al jazz pero había otros en que la comunión entre ambos percusionistas era tan perfecta que era casi imposible distinguir lo uno de lo otro.

Michel Camilo agradeció los constantes aplausos y ovaciones del público y aseguró que, después de seis años y medio desde su primer encuentro con Tomatito "nos hacía mucha falta volver a estar aquí juntos".

Interpretaron temas clásicos como "Libertando", en un tributo a Astor Piazzolla, "El día que me quieras" de Carlos Gardel, así como boleros y tangos, a los que dieron su particular toque.

La guinda de la noche fue la reaparición en el escenario de Enrique Morente junto con Michel Camilo y Tomatito. "Esto ya es el desmadre", comentaba feliz una voz femenina del público que no se esperaba esta sorpresa de la noche.

Entonces, el cantaor se arrancó con un tema clásico de jazz en inglés ante los oídos atónitos de los asistentes que no dejaron de ovacionarle y de corear "Viva el arte" y "Olé tus huevos Enrique".

Un "Summertime" interpretado de manera inédita por un cantaor de flamenco dejó a todo el mundo boquiabierto y en pié.

No hay comentarios: