Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

sábado, septiembre 09, 2006

Sergio Mendes - Festival Jazz Vitoria 2006

Artículo de Rafael Fuentes Hermosilla. JazzTamos Aqui. M-80 Radio

Información Recopilada de JazzVitoria:
http://www.jazzvitoria.com/web2006/cast/artistas/mendes.html


NOCHE VERVE

He de reconocer que la primera vez que escuché a Sergio Mendes ya había editado en distintos sellos media docena de discos. Por eso creo que no soy el mas capacitado para escribir acerca de este músico inusual del que todo el mundo ha oído hablar pero que casi nadie ha visto en directo. Y digo lo de la capacitación porque tengo ilustrísimos compañeros en esto del micrófono o el papel impreso que, sin duda, podrían detallar sus vivencias personales, colecciones enormes de su música o, como les cuento, aproximaciones mas autorizadas que la mía.

Hay, de todas formas, a mi favor dos consideraciones que estimo pueden ser validas. La primera de ellas es algo manido pero muy efectivo que se llama edad. Si, edad. En el año mil novecientos sesenta y seis, escuche por primera vez un disco llamado Sergio Mendes & Brasil ´66, donde me encontré la versión del clásico de Beatles “Day Dripper” y me quede absolutamente impresionado. En aquel disco también descubrí una extraordinaria canción llamada Mais Que Nada con la que todavía me late el corazón. En aquellos años este músculo mio era joven pero no tanto como para que me impresionara cualquier temita musical. Así al menos pensaba. Y eso, créanme, era mucho para mi, y mas, cuando lo veo con la perspectiva del tiempo.

Cuando dos años mas tarde, en el sesenta y ocho, apareció en el mercado el undécimo disco del Sr. Mendes, Fool On The Hill ,-otro tema de Beatles y alguna perla mas como Upa, Neguinho del gran Edu Lobo- con la extraordinaria voz de Lani Hall, la cantante principal del grupo-, me di cuenta que estaba ante una música que no creo que fuera recibida con igual aceptación en todo el mundo, pero para mi se abría un espacio e n el que me encontraba realmente confortable. Junto al llorado Antonio Carlos Jobim, representaba una pequeña pero alegre innovación, frente al clasicismo y , porqué no, sobriedad de los grandes del zamba, los gigantes Joao Gilberto, Vinicius De Moraes, Baden Powell y mas dioses del firmamento brasileño. Y en eso sigo ahora, Julio de dos mil seis. Es, decir llevo- mi primera consideración antes indicada- toda la vida escuchando a nuestro invitado de hoy.

Sergio Mendes ha permanecido desde aquellos vertiginosos años con una idea de adecuación al tiempo que resulta envidiable. Sergio Mendes ha pasado a través de mas de cincuenta años siendo conocedor de los resortes del difícil trabajo que es esto de la música. Tanto es así, que cuando después de varios años sin grabar un disco, ha logrado meterse en un estudio para decir algo, creo que lo ha sabido hacer con esa manera tan particular de meterse en la piel de los aficionados cambiando su estética, dando otra vuelta mas a los conceptos que ha desarrollado en toda su carrera… pero sin cambiar un ápice de su universo musical.

Hoy Brasil es ante todo un gran laboratorio de experimentación sonora. Es una referencia de evolución para la música en toda circunstancia y a esta ebullición no puede estar ajeno el pianista que hoy nos visita en Mendizorrotza. Hemos conocido a su Brasil ´66 y todos los guarismos inimaginables a lo largo de su vastísima carrera, pero hoy, creo que es distinto. Ha escuchado el ritmo de la calle, la imparable religión del hip-hop y le ha dado, como decía mas arriba, otra dimensión a los temas de siempre en su nuevo disco Timeless y en su nuevo sello Concord. Ha contado con gente de la talla de India. Arie, Erykah Badu, los Black Eyed Peas, Q-Tip o Jill Scott. Lo mejor de los mejores para hacer los Standard de su vida.

Y en esto estamos. Vamos a asistir a un concierto en donde todo lo clásico tiene varias caras de expresión y una de ellas es precisamente la que hoy nos trae Sergio Mendes: la integración del rap, hip, y el nuevo soul, con los eternos Mais Que Nada, Berimbao, o Lamento.
Esa era la segunda de las consideraciones que les comentaba antes. Escribiendo estas notas, no tendrían mas remedio que invitarme al concierto que por ninguna circunstancia me querría perder.

1 comentario:

Angelica dijo...

El jazz es el genero musical que mas me gusta. Cuando tengo la oportunidad de ir a ver una banda trato de hacerlo, aunque en la Argentina no hay muchas bandas que interpreten a la perfeccion este genero. Es por eso que prefiero quedarme en los apartamentos buenos aires escuchando algunos discos