Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

viernes, noviembre 24, 2006

Una noche de flamenco en Berna

Por Rosa Amelia Fierro

Información Recopilada de SwissInfo:

'Afán', espectáculo de flamenco presentado por una suiza, fascinó recientemente a berneses, a españoles y al público de otras partes del mundo presentes en la Dampfzentrale de Berna.

Muy aplaudida fue la impecable actuación de la bailarina y coreógrafa Brigitta Luisa Merki, así como la original música del cuarteto de la compañía de baile 'Flamencos en route'.

'Afán, figuración flamenca', el proyecto más reciente de Merki, fue elaborado con diferentes músicos y la artista Gillian White, quien para esta producción creó la escultura de hierro 'La Bailante'.

Aparte de los músicos, 'La Bailante' fue la única 'acompañante' de Merki en este programa unipersonal donde el sonido de los instrumentos y el zapateo se enriquecieron con movimientos, colores, formas, luces y sombras.

'Afán' se ha presentado en 35 oportunidades en Suiza, Italia y Alemania. Su 'premiere' en Berna fue organizada por la Asociación 'Días de baile en Berna' (Verein Berner Tanztage), que cada año, en verano, organiza un festival con danzas de diferentes regiones del mundo.

Todavía impresionada por la positiva reacción del público ante su primera presentación, Merki señaló a swissinfo sentirse "muy contenta porque era un público muy bueno. Cada presentación es diferente, depende mucho del sitio, del escenario y del público".

Sobre el título de este proyecto, Merki dijo que es resultado de un proceso de investigación e inspiración en la música y la poesía. "Afán también refleja un poco mi situación: mucho tiempo he dejado de bailar para montar coreografías para mi compañía 'Flamencos en route'".

Realmente tengo un grande afán, unas ganas intensas de bailar, de estar en el escenario, es una necesidad. Me parece además que 'afán' es una palabra muy poética, es como un afán de amor, de poder, para mí es algo positivo, expresó.

Esta suiza ha llegado a 'domar' al flamenco también con grandes dosis de disciplina. "Una actuación así demanda mucho ensayo, precisión total, hay que entenderse muy bien (con los músicos), comunicar mucho y ensayar durante muchas horas".

Los sonidos del bandoneón o del violoncello hacían pensar por momentos que se asistía a un espectáculo de tango, sin embargo, la guitarra y la percusión borraban esa frontera difusa y llevaban al espectador de nuevo al mundo del flamenco.

Al respecto, Merki aclara: para mí, la autenticidad tiene que ver con lo verdadero de mi expresión artística. Trato de encontrar la verdadera expresión personal en mis coreografías y en la música. Mi herramienta, mi idioma es el flamenco.

Es el arte de lo propio, continúa. "La esencia del flamenco está apoyada en su historia, en la que se unifican diferentes fuerzas culturales que lo han marcado de manera distinta con el paso del tiempo. Para mí es importante no perder la fuerza, la vitalidad propia del flamenco. Sólo a través del profundo conocimiento de la tradición puedo concebir algo nuevo y propio".

Por eso Merki entiende que parte del público haya gustado sobre todo de la guitarra. "Todo el mundo asocia la guitarra al flamenco y Juan Gomez es un guitarrista muy bueno. Pero él también quería combinarla con instrumentos como el cello, que es muy dulce, casi una voz".

Gomez, oriundo de Cádiz, es integrante de la compañía 'Flamenco en route' desde 1997. En este tiempo ha aprendido a conocer al público no-hispano. De los suizos opina: «Son agradecidos con los artistas, a los que venimos de fuera nos acogen bien».

Además ha observado estos 10 años que en Suiza ha aumentado el interés por el flamenco. «Con los medios de comunicación y los viajes, el mundo se hace más chico y las culturas se unen más. El flamenco ya no tiene misterios y los suizos lo conocen muy bien».

Tanto que una suiza lo defiende con éxito. "El trabajo de Brigitta Luisa es bueno. Como español me siento orgulloso de que una persona de fuera guste tanto de lo mío. Los españoles deberíamos sentirnos orgullosos de que nuestra cultura sea apreciada por suizos o japoneses».

O por peruanos. Para Cristina Iturrizaga, peruana que toma clases de flamenco en Berna, Merki presentó "un espectáculo muy creativo, lleno de símbolos, un flamenco de vanguardia y sin embargo fiel al flamenco auténtico en el zapateo, en el movimiento de los brazos".

La española Carmen Gutiérrez señaló: "Hace años que veo las actuaciones de Brigitta y creo que ha evolucionado de manera espectacular. Es sorprendente cómo llega a fusionar el flamenco clásico con un aspecto muy creativo de la música, el baile y la coreografía".

Brigitta- prosiguió- es fiel a las raíces de este arte y en su presentación se encuentra ese duende que se busca en el flamenco, al mismo tiempo que lo embriaga con muchas influencias, como por ejemplo argentinas".

Según la suiza Ursula Miranda, también "fue un espectáculo impresionante. Experimenta con la combinación de instrumentos clásicos, como el violoncello, y el bandoneón, más asociado al tango. Creo que los movimientos del baile son clásicos, no tanto la música, pero justamente por eso es como un matrimonio entre diferentes culturas".

Brigitta entró al mundo de flamenco cuando tenía 17 años, gracias a un encuentro decisivo con Susana Audéoud, legendaria bailarina suiza de flamenco. Susana y su esposo, el compositor y pianista español Antonio Robledo, daban cursos de flamenco en Zúrich.

"De este mundo me fascina por un lado el ritmo, que en este baile artístico define la forma y la estructura. Por otro lado, en gran contraste con lo anterior, siento esta fuerza emocional y la gran libertad individual en la interpretación".

También le atrajo 'lo oscuro' del flamenco. "En este ambiente marcado por lo polifacético me sentí pronto en casa. Susana tuvo un carácter ejemplar en mi desarrollo personal, aun cuando después, durante varios años, absolví mi formación en España con diferentes profesoras".

Merki ha vivido muchos años en España. En este tiempo se ha familiarizado con la cultura y la cotidianeidad en este país. "España se ha convertido de algún modo en una segunda patria".

La suiza observó pronto que un español no es simplemente un español, sino que hay andaluces, salmantinos, madrileños. Siendo suiza, esta diversidad cultural no le es extraña. "En España me dejo inspirar quizás más por lo irracional, por lo imprevisto, en Suiza me dejo llevar más por la razón".

Según Merki, el flamenco se ha convertido hace tiempo en una música universal y en tanto el público está familiarizado con él, no reacciona más como si fuera algo 'exótico' o 'folclórico'.

Por supuesto el público español, por el solo hecho de hablar el idioma, está más cerca del flamenco, agrega. "Con el canto se produce una comunicación directa, que en Suiza tiene menor significado. Aquí el público reacciona más ante la fuerza expresiva de la música y el baile".

Merki vuelve a referirse a la pareja que influyó tanto en su vida artística. "El carácter único de las composiciones musicales que Antonio escribió especialmente para el baile y las ideas coreográficas de Susana me inspiraron e influyeron intensamente. Ambos fueron grandes pioneros en el área del arte escénico del flamenco".

Susana, la legendaria bailarina suiza de flamenco y coreógrafa, celebró sus 90 años el pasado 10 de octubre. A ella también le dedica Brigitta sus presentaciones.

No hay comentarios: