Promoción descarga gratuita álbum Feelinks

Reproductor de música

domingo, agosto 13, 2006

Entrevista Michel Camilo & Tomatito - Mayo 2006




FLAMENCO X 2. Tomatito y Michel Camilo, guitarrista y pianista. Entrevista

“El campo de la improvisación
es complicado para el flamenco”

Silvia Calado. Madrid, mayo de 2006

Tomatito y Michel Camilo. Piano y guitarra. Flamenco y jazz. ‘Spain Again’ es un paso a dos en el que la música y la amistad pesan a partes iguales. Aunque un tercer elemento entra en juego en este segundo disco juntos: Astor Piazzolla. Como explica Michel Camilo, el compositor argentino es la “piedra angular del disco”. Los estándares de jazz y el flamenco completan un repertorio en el que se vuelve a poner de manifiesto la sorprendente química que existe entre el pianista dominicano y el guitarrista almeriense, como se palpa incluso en esta conversación. Música, amistad, trabajo, respeto, complicidad... Todos los ingredientes están dispuestos para que artistas de mundos distantes vuelvan a hallar un punto de encuentro en ese ilimitado mapa que es la música.

Tomatito (Fotos: Daniel Muñoz)

¿Qué os ha movido para materializar un segundo encuentro?

Michel Camilo. Han pasado seis años y medio desde el estreno. Giramos cuatro años, dos antes del ‘Spain’ y dos después. Después habíamos pensado que cada cual volviera a su centro, a su trabajo habitual: él al mundo flamenco, y yo a mis proyectos de jazz y de clásica. Queríamos dejar descansar un poco el tema y dejar que el ‘Spain’ rodara por sí sólo. Pero los fanáticos empezaban en cada concierto a suplicarnos que cuándo venía el próximo. El público tiene la culpa. Yo estaba con un proyecto nuevo, él estaba con un proyecto nuevo y, sin embargo, la gente no paraba de pedir el ‘Spain’. Y el año pasado, en concreto en La Haya en el Festival del Mar del Norte, a él le habían contratado con su disco ‘Aguadulce’ y a mí con mi disco ‘Solo’ y el promotor, con su astucia, propuso que ya que íbamos a estar allí, por qué no le montábamos un concierto exclusivo a tope con ‘Spain’.

Tomatito. Y eso después de cuatro años sin tocar juntos.

Michel Camilo. Hasta decíamos que si nos íbamos a acordar (bromea).

Tomatito. Nos acordamos, tocamos y, además, bien. Y de ahí salió el proyecto de ‘Spain Again’.

Michel Camilo. Lo pasamos muy bien ese día. Ahí fue que decidimos comenzar a trabajar en este nuevo disco. El nombre, ya dos años antes, Fernando Trueba, que nos vio hacer un bis en Galapajazz, dijo que si algún día grabábamos otro, lo tituláramos ‘Spain Again’. Y así fue que lo bautizó sin haber decidido nada nadie, ni siquiera el repertorio.

Tomatito. Ya luego para el repertorio nos pusimos de acuerdo. Yo hacía ‘Adiós Nonino’ de Astor Piazzolla y al escucharlo él me preguntó que si me gustaba su música. Y le dije que sí, que tenía temas en mi repertorio que había hecho a guitarra en Japón y en Sevilla. Y me dijo que lo guardara, que también era un enamorado de Piazzolla y si lo veíamos bien, podríamos grabarlo.

Michel Camilo. Claro, es algo muy valioso.


"Al hablar de jazz, vino a la mente enseguida conectar ‘Spain Again’ con ‘Spain’, por lo que quisimos hacer algo de Chick Corea"

Tomatito. Yo puse ‘Adiós Nonino’ y él aportó ‘Fuga y misterio’, pues ahí está por un lado la fuga, el género clásico y, por otro, el misterio, esa cosita que tiene al final, esa cadencia tranquilita que tiene después de toda la marcha que lleva. Y ‘Libertango’, como él dice, “toque macho”. (Y canturrea) Pa-pa-pa-ro-pa-ró.

Michel Camilo. ‘Libertango’ se lo había escuchado a Gary Burton, a Paquito D’Rivera, a Giorgio Amat... Y pensé que nosotros también podíamos hacer algo que valiera la pena. Con Piazzolla ya teníamos la piedra angular del disco, que es el apoyo de todo, el tronco. Lo demás, le dije a Tomate que convendría tener originales de ambos y, al mismo tiempo, estándares de jazz. Al hablar de jazz, vino a la mente enseguida conectar ‘Spain Again’ con ‘Spain’, por lo que quisimos hacer algo de Chick Corea.

Tomatito. ‘La fiesta’.

Michel Camilo. Fue muy natural todo, el flujo de pensamiento...

Tomatito. Nos decantamos por ‘El día que me quieras’ de Carlos Gardel. Pero lo hacemos como una introducción a Piazzolla. Algo tan personal y tan lindo lo hacemos como una balada y luego entramos a cuchillo.


Michel Camilo (Foto: Daniel Muñoz)



Michel Camilo. Entrar con Piazzolla en el disco iba a ser un poco fuerte. Queríamos hacerle como un prólogo, como un prefacio antes de que empezara la película, como el fondo de los créditos. Reintroduce a lo que hacemos juntos. Y, sin embargo, hay una variación. Le pedí que empezara el disco solo. Me dijo: “¿Cómo?”. Sí, luego ya me lo entregarás a mí, me invitas a entrar al aposento. El disco va narrando una historia de un lado para otro. Y a lo último hay un epílogo: una canción de Juan Luis Guerra, ‘Amor de conuco’. Él, gran fanático del dúo, tenía visa para entrar en este sueño pues tenía la visa que le dio Camarón al grabar ‘Amor de conuco’

Tomatito. En el ‘Soy gitano’, con Ana Belén.

Michel Camilo. Nos contó que era un gran fanático de Camarón y de Tomatito. Y aparte de cantante, es un gran guitarrista. Conectaba con todo esto y además nos conocemos desde niños. Fue algo que me surgió a mí a priori en un concierto en Boston, donde me subió a la tarima con él. Y le conté que Tomatito venía a grabar a Nueva York. “Oye, qué ganas de estar ahí en el medio”, me dijo. Y le dije, pues júntate. Y si quieres, canta también en el disco. A Tomate le va a encantar que estés ahí. “¿Y qué canto?”. Pues ‘Amor de conuco’, la que te cantó Camarón. “¿Y cómo lo hacemos?” Ah, no, eso lo hacemos en Nueva York. Allí lo hablamos. Cantó con nosotros en directo y eso fue magia pura.

Tomatito. ¿Está ya el disco en Flamenco-world.com?

S.C. Sí, claro.

Tomatito. ¿Y cómo va?

S.C. Bien, bien... Creo que ya en la preventa hay reservadas algunas copias.

Tomatito. ¿Sí?

Michel Camilo. Es que este proyecto ha arrancado de una manera brutal. Ya tenemos una completa agenda de conciertos por Europa, Estados Unidos y El Caribe, festivales de jazz y de música que se apuntaron en el momento de saber que salía el disco...

¿Y qué es lo que produce esa química que hay entre vosotros?

Tomatito. Música, música.

Michel Camilo. Música y la amistad que nos une.

Tomatito. Música, amistad, hacer lo que nos gusta y, por supuesto, sin competencia alguna, con intención de agradarnos a nosotros y hacer que la gente lo pase bien. El punto de encuentro es la música. Son dos mundos distintos, pero en un momento dado surge otro mundo aparte del nuestro.

¿Hay alguno al que le cueste más entrar en el terreno del otro?

Michel Camilo. Nooo, bueno, sí hay momentos en los que cuesta. ¡Le hago pasar fatigas! (jajaja) Y yo con el flamenco... es que soy fanático del flamenco desde hace muchos años.

Tomatito. El campo de la improvisación es complicado para el flamenco.

Michel Camilo. Y el flamenco... yo voy preguntando. Le doy una increíble paliza a él para irme enterando.


Tomatito y Michel Camilo en el estreno de 'Spain Again'
en Madrid (Foto: Daniel Muñoz)

Tomatito. En el flamenco, la cultura musical nuestra es improvisar sobre el ritmo y otra historia. Y ellos vienen de una cultura musical en la que una tonalidad tiene no esta escala, sino esta serie de escalas. Y puedes tirar de cualquiera de ellas. Es lo que nos cuesta más trabajo, pero lo intentamos...

Michel Camilo. Él brilla. Cada vez que nos juntamos, poquito a poquito, él lo entiende todo. La mentalidad jazzística es una mentalidad tridimensional porque un acorde puede tener este acorde y, al mismo tiempo, muchos más acordes. Y, a su vez, este acorde te puede llevar no a una escala, sino a muchas escalas. Hay muchas relaciones armónicas de las cuales un jazzista se nutre. Pero él ya ve claro todo eso. Yo simplemente le pongo un acorde y él va tirando para delante.

Tomatito. Hago lo que puedo. Y la verdad es que me divierto mucho. Luego al ver el trabajo terminado, te gusta. La gente lo agradece y nosotros nos quedamos satisfechos. Y decimos: vamos a otra que esta no ha valido. Y ya estamos en lo siguiente.

Michel Camilo. Yo la verdad que cada vez que él tira del flamenco, yo muero, soy feliz. Adoro el flamenco.

¿Qué ha quedado en vuestra música individual de ‘Spain’?

Tomatito. Sin querer, hace cosas él. En ‘Adiós Nonino’ hay una parte que hace después de la bajada que hay al tango melancólico. Yo hago la melodía que es y la parte que le corresponde, que es la misma rueda, él va improvisando, introduciendo notas que en realidad son flamencas porque la cadencia es flamenca, es frigia y lo pide. Sin querer, lo hemos asimilado...


Michel Camilo: “Mola tener una guitarra flamenca acompañándote”

Michel Camilo. También es que mola tener una guitarra flamenca acompañándote. El cuerpo te lo pide y si no me lanzo con él por ahí, no estoy vivo.

Tomatito. Lo hemos metido ya en el saco del Flamenco-world.com (jajaja).

Michel Camilo. Esperamos que los fanáticos que nos han esperado durante casi siete años nos apoyen ahora y vayan a los conciertos. Lo importante es que vamos ya de gira (ver todas las fechas).

Tomate, ¿cómo benefician al flamenco proyectos de esta dimensión y apertura?

Tomatito. De entrada, beneficia porque capturo a público donde no lo tenía antes y luego voy a espacios a tocar a los que antes tampoco podía ir. Desde que hice ‘Spain’ estoy tocando en festivales de jazz de Europa. Un flamenco no podía entrar, salvando a Paco de Lucía, que ya lo hizo en su momento. Eso es lo bueno de un proyecto como ‘Spain’.

No hay comentarios: